Participación de los padres y de las madres

Una de las mayores preocupaciones de las Apymas es cómo conseguir atraer la atención y el interés del resto de padres y madres y su participación en las actividades del centro escolar.

Sabemos que vamos a ser pocos los que trabajemos asiduamente. Esto no nos tiene que desanimar, al contrario tenemos que fijar claramente los objetivos que consideremos prioritarios, y llegar hasta donde podamos. Las prioridades las estableceremos en función de las necesidades concretas de nuestro contexto escolar. Cuando alguien sugiera la necesidad de otra actividad hay que demostrarle mucho interés por esa “nueva idea” y conseguir que se encargue él mismo y busque colaboradores.

Ya nos hemos referido a la importancia de una muy buena y fluida información. En ocasiones, el éxito de una actividad depende tanto del interés del tema como de la manera en que informamos, convocamos o consultamos a los padres y madres destinatarios.

Particularmente en los centros de Infantil y Primaria, organizar guardería para todas las actividades con padres y madres.

Preparar la asamblea anual, Orden del Día con temas atractivos (además de los obligados en los Estatutos), fecha y hora adecuadas, planificarla bien haciendo un trabajo previo de sensibilización.

Conseguir montar una red de “Delegados de aula”, un representante de cada aula, con una finalidad concreta para el curso, con los que podemos tener un encuentro trimestral. Sería bueno acudir un representante de la Apyma a la reunión informativa de aula que se convoca a comienzo de curso y, en coordinación con el profesorado, que puede y debe colaborar en el fomento de la participación, se procede a designar un Delegado.

Implicar en actividades puntuales y de corta duración (cuesta más comprometerse para algo continuo y de larga duración).

La “labor de patio” puede ser muy eficaz. Pasamos muchas horas acompañando el juego de los hijos pequeños que podríamos aprovechar para contactar con padres y comentar las cosas que preocupan.
– Tratar de captar representantes de las minorías presentes en la escuela y de las familias inmigrantes, que pueden ser muy útiles como mediadoras entre la Apyma y el resto de familias.

Tenemos que conseguir la implicación del claustro y del Consejo Escolar en el fomento de la participación de las familias. Con frecuencia oímos, tanto a las altas instancias del Departamento como a expertos en educación y al mismo profesorado, lo importante que es la “coordinación con las familias”, pero en la práctica colaboran poco con las apymas para este fin, e incluso en algunos casos miran con recelo a nuestra organización como si fuésemos fiscalizadores o enemigos.

El equipo directivo (es una función expresa del director la de fomentar la participación de todos los colectivos de la comunidad educativa), el claustro y cada profesor han de colaborar a la participación. Resulta muy conveniente organizar para padres y madres actividades relacionadas con las que se están abordando con los alumnos, con el momento educativo en que se encuentran, coordinadas aula-padres/madres. (Pensemos, por ejemplo, en todos los temas transversales).

La participación en actividades fuera de nuestro centro escolar concreto (p.ej., organizadas por la Federación o por otras Apymas), con otros padres y madres, es muy recomendable. Aprendemos a relativizar nuestros problemas, vemos que compartimos un elevadísimo porcentaje de preocupaciones, adquirimos conciencia de que no estamos solos y esto nos da ánimos para seguir, además de lo que podemos aprender de las experiencias vividas por los otros.

Debemos prestar una especial atención a los nuevos miembros de la Apyma: cuidar mucho la acogida de los que llegan, motivarles, darles un papel que desempeñar, ayudarles a situarse: formarles.

Tenemos que aprender rápido, porque la etapa es corta.

Y los salientes, un último servicio a la organización: dejar alguien preparado para sustituirnos.

Participación de los padres y de las madres en el Consejo Escolar

Aqui se pueden encontrar tres documentos que os pueden ayudar cuando se acerca la fecha de renovación de los Consejos Escolares, con vistas a facilitar información y animar a la participación en las elecciones.