HERRIKOA RECLAMA EN EL PARLAMENTO FORAL UNA MEJOR ORGANIZACIÓN DEL ADELANTO DE EXÁMENES A JUNIO EN LA ESO, PARA NO PERDER DÍAS LECTIVOS

Pamplona, 5 de septiembre de 2017

(Ver video de la sesión)

El Presidente de la Federación de APYMAS Herrikoa, Juan Luis García, ha denunciado hoy en la Comisión de Educación del Parlamento Foral los problemas de organización y de falta de previsión al final del pasado curso de la ESO por la supresión de los exámenes de septiembre y su adelanto a junio, lo que conllevó en algunos centros la pérdida de entre 15 y 20 días lectivos para el alumnado que aprobó en la convocatoria ordinaria.

El Presidente de Herrikoa ha apoyado la medida de adelantar los exámenes de recuperación de la ESO a Junio, aplicada por primera vez en el pasado curso, pero ha exigido al Departamento de Educación una mejor planificación y un mayor control del calendario lectivo. En concreto, le ha demandado una adecuada regulación para evitar que el final del próximo curso 2017-2018 no se traduzca en una notable reducción de las jornadas lectivas que deben cursar nuestros hijos e hijas en educación secundaria.

En la misma comparecencia parlamentaria, celebrada a petición del PSN-PSOE y de UPN, el Secretario Técnico de Herrikoa Pedro Rascón explicó que los exámenes de junio se adelantaron a finales de mayo o principios de junio, lo que en algunos centros supuso un mes de adelanto en el final efectivo del curso para el alumnado que aprobó en la primera convocatoria.

Por ello ha insistido en que el problema es de organización por parte del Departamento de Educación, porque “entre el 1 de septiembre y el 30 de junio hay días más que de sobra para planificar los 175 días lectivos mínimos obligatorios, sólo es una cuestión de planificación y control”, ha declarado.

Juan Luis García recordó el Departamento de Educación “siempre nos garantizó que la atención educativa iba a ser la debida para el alumnado que aprobase en la primera convocatoria, pero la realidad ha sido muy distinta: en la mayoría de los casos no había un programa para atender a esos chicos y chicas, y se dedicaban a visionado de vídeos, a dar paseos por las localidades donde estaba ubicado el centro o han sido atendidos por asociaciones vecinales”, ha declarado.

En este sentido, Pedro Rascón reiteró en su comparecencia ante los grupos parlamentarios que hubo centros de ESO que no fueron capaces de ofrecer una alternativa docente para este alumnado y, lo que es más grave, llegaron incluso a invitar a las familias a justificar la inasistencia de quienes aprobaron los primeros exámenes.

 

Junto a la Federación de APYMAS Herrikoa, mayoritaria en el sector, ha participado también en la comisión de Educación del Parlamento de Navarra la Federación Britila y CONCAPA Navarra.

Sin embargo, “la realidad ha sido muy distinta, ya que desde finales de mayo hasta el 16 de junio a estos alumnos se les ha propuesto actividades tales como visionado de videos o paseos por la localidad donde se encuentran ubicados los colegios”. “O lo que nos parece más grave, se ha trasladado desde algunos centros, que era mejor que estos alumnos no asistieran a clase y se animaba a las familias a rellenar los pertinentes partes de no asistencia al centro, permaneciendo de hecho ya de vacaciones”, han criticado.

El Presidente de Herrikoa ha lamentado que el Gobierno de Navarra haya actuado en este proceso del final de curso de la ESO de manera absolutamente unilateral, y que el Departamento de Educación no haya contado con las asociaciones de padres y madres, ni convocado los foros de participación de las familias, como por ejemplo la mesa de padres y madres, que no se ha reunido ni una sola vez desde que este gobierno tomó posesión, a pesar de la obligación que fija el precepto legal”, ha señalado.

Juan Luis García y Pedro Rascón han propuesto en nombre de Herrikoa que los 175 días lectivos del próximo curso 2017-2018 finalicen con la celebración de los exámenes ordinarios, y que se elabore un plan especial para la convocatoria extraordinaria del alumnado que suspendió en esta primera convocatoria y que, en consecuencia, debe presentarse a las posteriores pruebas de recuperación.